El Ayuntamiento de Castelldefels condena los hechos violentos sucedidos en Cal Ganxo

0
274

El ayuntamiento de Castelldefels ha condenado enérgicamente los sucesos de violencia que se han producido en Cal Ganxo este fin de semana, cuando un grupo de unos 25 jóvenes atacaron el centro de menores tutelados instalado en dicho lugar.

Si la investigación confirma los indicios que apuntan a un delito de odio con motivaciones racistas, el Ayuntamiento ha informado que se personará en la causa como acusación particular.

La alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda a comunicado que “queremos ser cautelosos antes de calificar los hechos, pero si se confirma que hay una motivación xenófoba actuaremos en consecuencia, porque Castelldefels es una ciudad que se reconoce en el espejo de la solidaridad y la diversidad y donde estas conductas no tienen cabida».

El Ayuntamiento ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de todos –partidos políticos y ciudadanía en general – para que no se alimente el falso discurso que vincula inmigración y delincuencia. Según el consistorio en Castelldefels, la presencia de los menores tutelados no había significado un incremento de los delitos, como se confirmó en la Junta de Seguridad Local celebrada la semana pasada de manera ordinaria.

El Ayuntamiento solicitó que se reanudaran las actividades medioambientales

El Ayuntamiento fue informado de la presencia de los menores titulados el pasado 30 de noviembre, un equipamiento municipal pero gestionado desde la entidad Fundesplai.  El Ayuntamiento informo mediante una carta a Fundesplai que el centro no reunía las condiciones óptimas para dicha actividad y se solicito que se reanudasen las actividades medioambientales. La marcha de los menores tutelados estaba prevista para el 14 de marzo, pero se ha acelerado por los hechos producidos este fin de semana.

El gobierno municipal, pese a considerar que el centro de Cal Ganxo no reunía las condiciones óptimas para acoger a estos menores con las mejores garantías, se ofreció a trabajar conjuntamente para acompañar a los menores en servicios como por ejemplo el aprendizaje de idiomas. La respuesta de fue que no era necesario este tipo de colaboración por tratarse de una presencia provisional en Castelldefels.

Movem Castelldefels también denuncia lo sucedido

Movem Castelldefels ha publicado en su web su denuncia al ataque racista y a la acogida improvisada e insuficiente de la Generalitat y la falta de coordinación con los ayuntamientos.  Para la candidata Candela López “Castelldefels és i ha sigut sempre una ciutat d’acollida i no permetrem que aquests actes racistes que fomenten l’odi esborrin tota la feina feta durant tants anys per tantes persones”.

Según la información publicada por Movem Castelldefels, el traslado de los jóvenes a Cal Ganxo, procedentes de comisarías, se hizo de espaldas al Ayuntamiento y fue informado a posteriori. También informan que no se aceptó ningún tipo de colaboración por parte del consistorio, como si sucede con otros centros ubicados en la ciudad.

Fuente:Aj. Castelldefels/Movem Castelldefels

Dejar respuesta