El Ayuntamiento no fue informado de la llegada de los MENAS y Manu Reyes les acusa de mala gestión

0
340

Ante los recientes sucesos ocurridos el pasado fin de semana en el centro de MENAS de Cal Ganxo, se están produciendo diversas reacciones por parte de los diferentes partidos políticos municipales.

Desde el Ayuntamiento de Castelldefels se comunicó el pasado martes que la Generalitat no les avisó en ningún momento que se había instalado un centro de menores.

Según declaraciones de la alcaldesa de Castelldefels María Miranda en el diario ARA «Nos enteramos días después de que llegaran, y fue porque hubo un incidente en la casa«. Desde el departamento de Asuntos Sociales se reconoce que hubo malos entendidos pero que “A pesar de que la alcaldesa no atendió la llamada, sí se informó al jefe de gabinete de la alcaldía de la apertura del centro y se dejó de referencia de contacto al mismo director de servicios territoriales y la directora de la DGAIA«. El Ayuntamiento afirma que no fue informado con un tiempo prudencial.

Candela López, primera teniente de alcaldía comentó que a pesar de que el gobierno municipal se puso a disposición de la Generalitat y de Fundesplai, éstos rechazaron su colaboración.

En un comunicado de prensa enviado por el Partido Popular de Castelldefels, su candidato y exalcalde Manu Reyes, ha acusado al gobierno municipal de no gestionar correctamente la llegada de los MENAS al municipio creando “crispación y malestar” entre parte del vecindario.

Según Reyes, considera que los vecinos de Castelldefels ni son racistas ni xenófobos, “lo que están es artos del incremento de la delincuencia y de la falta de seguridad”, ha comentado. También ha dicho que el 2018 se incrementaron los delitos un 21,7% en Castelldefels.

Reyes ha dicho que “se mostró el malestar de los vecinos” por la falta de efectivos  policiales y la permisividad del gobierno municipal. La acusación de falta de efectivos municipales coincide con la convocatoria del Ayuntamiento para la creación de once nuevas plazas para policía local.

Los partidos instrumentalizan políticamente la inmigración

Estamos muy próximos a las elecciones municipales y los diferentes municipios en los que se encuentran ubicados algunos de los centros de inmigrantes, solicitan mayor número de recursos y mayor control de la gestión. Muchos partidos políticos municipales utilizan la inmigración y lo que suceden en dichos centros con la finalidad de ganar votos.

En Castelldefels se está viendo de manera evidente dicha instrumentalización de lo sucedido en Cal Ganxo. El Partido Popular está intentando sacar el mayor rédito posible a lo sucedido, mediante carteles y propaganda con promesas electorales de “más seguridad” para el municipio. Desde Movem Castelldefels se manifiestan y hablan abiertamente de ataque racista, mientras que desde alcaldía se rebajaba el tono y se hablaba de pelea entre jóvenes.

La Generalitat, el Colegio de Educadores y las Entidades del Tercer Sector han solicitado reiteradamente que no se haga un uso electoralista de la inmigración, pero los partidos políticos parece que hacen oídos sordos con la finalidad de conseguir más votos.

Fuentes:Agencias/ARA

 

Dejar respuesta