Agentes cívicos contra el «botellón» y las molestias vecinales en la zona de ocio de la playa

0
503
Imagen de archivo

Informan que el servicio, formado por cuatro agentes, se centrará en los viernes de 22h a 2h, aunque según algunos vecinos, gran parte de los problemas se ocasionan más tarde, al cierre de bares y discotecas de la playa, cuando se producen importantes molestias a los vecinos en forma de gritos, peleas y otros actos incívicos.

Son muchas las quejas de vecinos de la zona de playa de Castelldefels – especialmente en el barrio Lluminetes- durante los fines de semana, a causa del botellón, ruidos, peleas, residuos e incluso destrozos en vehículos, que se producen los fines de semana en estas zonas de ocio. Las quejas se vienen produciendo de manera sistemática desde hace tiempo y con la llegada del verano el problema se acrecienta y preocupa mucho a los vecinos afectados.

Con la finalidad de reducir los efectos nocivos que el ocio nocturno genera en muchos vecinos, el Ayuntamiento de Castelldefels informa que ha puesto en marcha un nuevo servicio de civismo en la zona de la playa, que pretenderá mejorar puntualmente la convivencia y el descanso de los vecinos. Un equipo de cuatro agentes trabajarán especialmente en el barrio de Lluminetes así como el barrio de Can Bou, vencindario de la Olla del Rei.

Los agentes trabajarán los viernes desde el viernes 14 de junio y hasta el 13 de septiembre. Los objetivos principales será la reducción de residuos sólidos y de las molestias por ruidos. Vecinos del barrio de Lluminetes, consultados por Castelldefels.news, nos han informado que es muy habitual que “al día siguiente de las fiestas de las zonas de ocio de la playa y especialmente de la discoteca, está todo lleno de botellas y vasos, vomitadas por los portales y orines por todos sitios. Da  verdadero asco”. Y respecto a los horarios de este nuevo servicio que va a implantar el Ayuntamiento, otro vecino nos dice que “el servicio de 22 a 2h está bien, pero es totalmente insuficiente. La mayoría de peleas, gritos y actos incívicos se producen a partir de las 3h, cuando empiezan a cerrar los bares y de las 5h en la zona de las discotecas”.  

Según el ayuntamiento, para garantizar la resolución y la prevención de los conflictos relacionados con las actividades de ocio nocturno, se deben implementar una serie de medidas en coordinación con los diferentes agentes que intervienen en las actividades de ocio nocturno: servicios municipales, cuerpos de seguridad, responsables y empleados de locales de ocio, los vecinos y vecinas, las entidades y asociaciones vecinales y comerciantes.

El tipo de intervención, siempre desde la perspectiva de la convivencia y el civismo y mediante el diálogo con la población juvenil, dependerá de los grupos y las actividades de estos, irán desde la observación de las dinámicas grupales hasta la interacción en grupo.

Dejar respuesta