En marcha el proyecto Zero Beach en las playas de Castelldefels, Gavà y El Prat para liberarlas de plásticos y colillas

0
622

Desde el lunes y hasta el próximo 26 de julio, se han puesto en marcha un conjunto de medidas que tienen por finalidad recuperar la salud de las playas. El proyecto se inició este lunes con un programa piloto en las playas de Castelldefels, Gavà y El Prat de Llobregat. Se trata del proyecto ZeroBeach, que incluye medidas como fomentar los espacios libres de humo o el sistema de depósito y retorno de envases de bebidas.

Con la finalidad de erradicar la presencia y abandono de residuos en las playas, durante el mes de julio las entidades, junto con los ayuntamientos de Castelldefels, Gavà y El Prat probarán, en sus respectivas playas, acciones concretas de prevención y eliminación de residuos, así como fomentar espacios libres de humo sus playas, establecer depósitos para envases de bebidas, fomentar el uso de vasos reutilizables y campañas de sensibilización. Una vez evaluado el impacto de las medidas adoptadas, se definirá un marco legal que facilite a los ayuntamientos y a los ciudadanos conseguir playas sanas y de calidad.

La situación de las playas y el impacto del turismo

Las playas del litoral catalán reciben a diario el impacto y abandono y acumulación de colillas de cigarros, envases de bebidas de un solo uso, vajillas de plástico (vasos, platos y cubiertos), entre otro tipo de residuos que afectan al paisaje y a la salud de nuestras playas. En 2018 las playas turísticas acumularon una media de 450.000 elementos de basuras diarias por kilómetro cuadrado.

El turismo tiende a generar más residuos sólidos que otras actividades industriales por lo que hace un uso intensivo de productos de un único uso. En particular, la problemática de basuras marinas en las playas durante el verano es muy importante a causa del nivel de visitas a las playas catalanas y a la intensidad de su uso. El residuo principal son los plásticos (75%) y se localizan importantes problemas en relación a la separación y reciclaje de los restos en la arena, así como la recogida mecánica de colillas de cigarros.

Para aportar soluciones a esta difícil situación nace Zero Beach, un proyecto crear por Rezero y eco-unión con el apoyo de la Agència de Residus, el Àrea Metropolitana de Barcelona y BeMed, que tiene como objetivo principal liberar las playas de los residuos, a partir de su prevención. Las entidades impulsoras creen que las playas han de considerarse, no sólo un espacio lúdico, sino un paraje natural de calidad y de respeto hacia la naturaleza, en coherencia con la solidad Residu Zero.

Fuente: rezero.cat

Dejar respuesta