Se estudia la ampliación del tramo central del paseo Marítimo de Castelldefels

El tramo central del paseo marítimo de Castelldefels se ha quedado pequeño y requiere de una actualización. Por otro lado, en Castelldefels existe un problema de hundimiento del terreno de las playas, que produce grandes lagunas de alguna estancada cuando se producen temporales y fuertes lluvias.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha comunicado que se está trabajando, entre otros proyectos, en la ampliación de la segunda fase (tramo central) del paseo Marítimo de Castelldefels. El AMB ha creado una propuesta de cofinanciación para la construcción de los últimos tramos de paseo marítimo del área metropolitana de Barcelona.

En el ámbito de los usos sociales de las playas metropolitanas, uno de los espacios públicos más visitados de la Unión Europea, se encuentra el proyecto de ampliación de nuestro paseo marítimo. La cohesión entre las playas y los núcleos urbanos es imprescindible que la ciudadanía pueda disfrutar y utilizarlas. Por ello, se ha apostado por conectar estos espacios abiertos con el tejido urbano a través de los paseos marítimos.

Es en este ámbito que, con el objetivo de impulsar la finalización de algunos tramos de paseos marítimos inacabados, la AMB ha creado una propuesta de cofinanciación para la construcción de los últimos tramos de paseo marítimo. Esta propuesta contempla, entre otros proyectos, la ampliación de la segunda fase (tramo central) del paseo de Castelldefels. Este documento se está trabajando con el Ministerio para la Transición Ecológica.

bty

Plan de estabilización estructural

El servicio de playas de la AMB constata que el litoral metropolitano continúa disminuyendo, ya que se ha detectado una regresión importante y acelerada de algunas playas metropolitanas lo largo de los últimos años. Se calcula que se ha perdido el 17% de la superficie total y un 25% de arena libre en los últimos 4 años. Esta regresión estructural de las playas metropolitanas hace necesaria una planificación a medio y largo plazo que dote a las administraciones de mecanismos que permitan abordar los problemas crónicos de erosión debido a los temporales y de la falta de sedimentos.

En Castelldefels concretamente, los problemas de erosión no serían tanto la regresión del litoral sino el hundimiento del terreno que hace que, cuando se producen temporales y fuertes lluvias, se formen grandes lagunas de agua estancada en la arena. Un problema sobre el que también ya se está trabajando.

A lo largo del último siglo se han generado cambios en la línea de la costa que han provocado un impacto negativo en las playas y ahora hay que revertir y mejorar esta situación.

El AMB impulsa la colaboración entre las administraciones competentes para hacer un plan estructural para las playas metropolitanas que las estabilice ante las amenazas actuales. Con este objetivo, el AMB está trabajando con el Ministerio para la Transición Ecológica una propuesta de directrices de estabilización de las playas para llevar a cabo estas tareas estructurales.

Una de las posibles actuaciones dentro de este plan de estabilización a medio plazo es la construcción de barreras sumergidas para proteger el litoral del oleaje de los temporales y de bajo impacto ambiental. El objetivo es buscar soluciones a corto plazo para minimizar la erosión de estas playas y reforzarlas utilizando soluciones basadas en la naturaleza e infraestructuras «blandas».

Una de estas soluciones menos agresivas que los espigones o escolleras puede ser la colocación de un geotubo. Se trata de un geotextil de forma cilíndrica sumergido y no visible desde la superficie que se llenaría de la misma arena del fondo marino y apaciguaría la fuerza del oleaje en caso de temporal. De esta manera, se reducirían las grandes aportaciones de arena, que también tienen impacto sobre el medio. Este sistema tiene algunas ventajas importantes, como la versatilidad de retirarlo cuando sea necesario o el mínimo impacto en el fondo marino, lo que no se puede hacer con los espigones sumergidos de rocas u hormigón. El impacto de la construcción de este sistema ofrece también unas importantes reducciones de coste y huella de carbono.

La zonas dunares

En el paseo Marítimo de Castelldefels hemos visto crecer la vegetación en las zonas dunares en los últimos años, esto ha servido para que en el AMB se haya creado más de 105.000m2 de dunas y 14.000 plantas de vegetación autóctona.

Estos sistemas consisten en acumulaciones importantes de arena que actúan como una barrera natural contra la fuerza de los temporales y el oleaje. Actúan de forma flexible y dinámica, con más capacidad de adaptación ante las condiciones ambientales cambiantes y cuando se producen temporales disipan mejor la energía del oleaje que las estructuras construidas. Además, suponen un reservorio importante de arena que aporta estabilidad en estos espacios naturales. Estas montañas arenosas naturalizadas contribuyen a la mejora de la biodiversidad y el paisaje. Aparte del valor ambiental, protegen en muchos casos las zonas urbanas e infraestructuras que hay detrás, por lo que ayudan a preservar la actividad socioeconómica de los establecimientos situados en primera línea de mar.

Fuente:AMB/Ayuntamiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí