El ICFO de Castelldefels participa en un importante descubrimiento sobre una nueva propiedad de la luz

0
346
Los científicos han demostrado por primera vez que la luz puede forzar una torsión sobre sí misma en ausencia de fuerzas externas. / USAL

La nueva propiedad de la luz será fundamental para la tecnología del futuro. Este descubrimiento podría ser usado en el futuro para manipular nanoestructuras y átomos en escalas de tiempo ultrarrápidas.

Científicos del Instituto de Ciencias Fotónicas de Castelldefels (ICFO) han participado en un estudio liderado por Científicos de la Universidad de Salamanca (USAL), en el que se ha descubierto que la luz puede forzar una torsión sobre sí misma sin el concurso de fuerzas externas, lo cual supone un paso fundamental para la tecnología del futuro. En el estudio también ha participado la Universidad de Colorado (EEUU).

El trabajo se ha publicado en portada en el último número de la revista Science y abre nuevas vías para la experimentación básica en torno a las dinámicas de las interacciones entre luz y materia. Ahora los científicos tendrán que estudiar y proponer aplicaciones a la nueva herramienta, la cual permitirá interactuar de forma individual con objetos más pequeños con un gran potencial en el campo de la nanotecnología.

“Lo más destacable de este trabajo es que hemos generado haces de luz con una nueva propiedad, el torque de la luz”, señalan los autores. Hasta la fecha se conocía que los haces de luz podían ser creados con torsión, es decir, con una estructura en forma de remolino alrededor de su eje de propagación. Los ‘vórtices de luz’ –como se conoce a los haces de luz con torsión– son análogos a los torbellinos que forma el viento y, al igual que estos, son capaces de ejercer fuerzas de rotación sobre los materiales.

El nuevo tipo de haz de luz posee, además, la propiedad de acelerar su torsión en el tiempo, como un remolino que acelerase su rotación. No sólo gira por sí mismo, sino que, también es “capaz de aumentar la velocidad de su giro sin ayuda externa, auto acelerándose”, subrayan los autores.

El rector de la USAL, Ricardo Rivero, ha calificado de “extraordinario y excelente” el resultado investigador del que ha dicho que está alcanzado “una repercusión mediática importante y que puede tener unas consecuencias tanto teóricas como aplicadas de gran alcance en el futuro”.

Colaboración internacional del ICFO Castelldefels

En la Universidad de Salamanca se desarrolló el concepto de torque de la luz y gracias a sus simulaciones teóricas diseñaron cómo generar, medir y controlar estos haces de luz. La colaboración de la Universidad de Colorado consistió en realizar el experimento confirmando las predicciones teóricas y generando, de esta manera, por primera vez, haces de luz con auto-torque.

Desde el ICFO se ayudo a analizar y comprender las propiedades de estos nuevos haces de luz, mientras que las simulaciones numéricas se llevaron a cabo en el Centro Nacional de Supercomputación (supercomputador MareNostrum) y en el Centro de Supercomputación de Castilla y León (SCAYLE).

Fuente:Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here