Castelldefels podría quedarse sin los chiringuitos de playa para este verano

0
3549

El plan de desescalada del Gobierno, indica que los chiringuitos de la playa de Castelldefels podrían abrir a partir del 8 de junio, si las mejores previsiones se cumplen y se pueda activar la fase 3.

Pero los chiringuitos de Castelldefels podrían acabar decidiendo no levantar las persianas si no lo ven viable económicamente y en función de la evolución de la desescalada. La temporada debería haber comenzado a finales de marzo, pero el coronavirus ha postpuesto la apertura de la campaña 2020.

Según ha publicado NacióDigital, los propietarios de las instalaciones situadas a lo largo de la playa de Castelldefels, esperan que se les confirme “cuanto antes mejor” una fecha concreta de apertura así como las condiciones de la misma.

Los propietarios están dispuestos a invertir lo que sea necesario para poder cumplir con las medidas de seguridad de sus trabajadores y de sus clientes, pero también están preocupados por si la inauguración de la temporada se retrase mucho más y, especialmente, si les podrá resultar rentable abrir por mucho menos tiempo y con unas restricciones que les limiten el poder tener beneficios.

Inicialmente se hablaba que el aforo máximo permitido sería del 30% si bien en las terrazas se ampliará al 50% desde la fase 1. Teniendo en cuenta que los costes de abrir un chiringuito son elevados, así como las limitaciones de capacidad, los empresarios quieren tener muy claro los números para tener unas mínimas garantías de que se podrán ganar la vida.

Por su parte, desde el Ayuntamiento se ha informado que los cánones que pagan los empresarios por sus chiringuitos serán dimensionados al periodo que puedan abrir y que estudian reducir la tasa ligada a las mejoras de los chiringuitos, que este año no se podrán hacer, y una modificación puntual de la ordenanza por el tema del aforo.

Desde el consistorio se trabaja con la previsión de poder abrir las playas el mes de junio y que se puedan utilizar en condiciones de seguridad y distanciamiento.

En Barcelona el 90% de los chiringuitos han renunciado a abrir

A finales de abril se dio a conocer que más del 90% de los chiringuitos de las playas de Barcelona ciudad habían renunciado a abrir este verano por culpa del coronavirus. Los operadores renunciaron a abrir por no considerar viable económicamente subir la persiana este verano. Para este colectivo, abrir la mitad de la temporada y con restricciones de aforo hace inviable la rentabilidad del negocio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí