El gobierno municipal se reparte los cargos de su concejal Ana Quesada tras abandonar Movem Castelldefels

0
866
  • Movem Castelldefels pierde peso político en el Ayuntamiento tras la marcha de una regidora y que otros partidos se repartan sus cargos.
  • El PSC (6) dobla ahora en número de regidores a Movem Castelldefels (3). ERC (4) también supera a Movem Castellefels, que pasa a ser la cuarta fuerza municipal
  • ¿Podría recuperar Manu Reyes la alcaldía de Castelldefels?. La aritmética en nuestro municipio hace muy difícil pensar que suceda como en Badalona

Pocos días después de que Ana Quesada, concejal de Habitatge, Comerç, Serveis Socials i Dependència comunicase su marcha del grupo municipal de Movem Castelldefels, el consistorio ha decidido repartirse las tareas encomendadas a dicha concejal, que en estos momentos se encuentra en situación de concejal no adscrita.

La alcaldesa, María Miranda, ha firmado un decreto que ha servido para despojar de las responsabilidades de Ana Quesada y poder repartir así, sus funciones entre otros miembros del equipo de gobierno.

La repartición de cargos ha ido del siguiente modo: Esther Niubó (PSC), concejal de Presidencia, Comunicación y Nuevas Tecnologías, se queda con el área de Servicios Sociales. Por su parte, Jordi Vendrell (ERC), concejal de Hacienda, Gestión Económica y Financiera, asume Vivienda. Por último, Xavier Amate (Junts Per Castelldefels) que actualmente llevaba Territorio, también asumirá la cartera de Comercio.

Movem Castelldefels pierde fuelle en el ayuntamiento

La crisis que sufre Movem Castelldefels-En Comú Podem se ha visto doblemente agravada en los últimos días. Por un lado, la marcha de su concejal Ana Quesada (que se presentó como independiente por Movem Castelldefels), supuso un varapalo para la formación, que no supo resolver internamente los problemas con su concejal, derivando en la marcha de Quesada y convirtiéndose en regidora no adscrita.

Por si esto fuese poco, el consistorio ha despojado de las responsabilidades políticas que hasta ahora asumía Ana Quesada (Habitatge, Comerç, Serveis Socials y Dependència) y se lo ha repartido entre concejales de otros partidos PSC, ERC y Junts x Castelldefels y, de facto, Movem no sólo pierde a una concejal, sino que también se ha quedado sin ninguna de las responsabilidades que dicha política asumía en el consistorio.

Ana Quesada, que continuará como concejal no adscrita, hace que Movem Castelldefels quede con sólo con tres cargos electos en el Ayuntamiento (Candela López, Ramón Morera y Javier Martín) y pase a ser la cuarta fuerza política en número de concejales en el consistorio PP (8), PSC (6), ERC (4), Movem (3), Ciudadanos (2) y JuntsxCast. (1).

En los últimos años hemos podido observar que los tiempos en los que PSC y Movem Castelldefels se tenían que repartir la alcadía a partes iguales (dos años para las candidatas López-Movem y Miranda-PSC) han quedado lejos. El gobernar en coalición parece que está beneficiando claramente al PSC de Castelldefels. Movem no sólo ha perdido cualquier posibilidad de volver a optar por la alcaldía, ha pasado a tener la mitad de regidores que el PSC y se ha convertido en la cuarta fuerza en número de regidores del consistorio, por detrás de ERC y uno por encima de Ciudadanos.

¿Podría recuperar Manu Reyes la alcaldía de Castelldefels?

Si bien la crisis en Movem Castelldefels parece más que notable, se hace difícil pensar que en Castelldefels pueda repetirse una ruptura como la que se manifestó ayer en Badalona, con el enfrentamiento entre PSC y Guanyem Badalona en Comú, que permitió que Albiol (PP) recuperase la alcaldía del municipio.

Albiol (Badalona) y Manu Reyes (Castelldefels), ambos candidatos por el PP sus municipios, han vivido vidas políticas paralelas. Albiol ganó en 2019 con 11 escaños, mientras que Reyes hizo lo mismo en Castelldefels con 8, pero la suma de otros partidos, en ambos municipios, relegó a estos candidatos a la oposición.

En principio, nada hace pensar que la ruptura del acuerdo entre los partidos de izquierdas de Badalona, pueda tener una repercusión directa sobre el actual acuerdo cuatripartito de Castelldefels. Sin embargo, en política, hay muchos pactos municipales que “se cuecen” desde las grandes direcciones de los partidos y la necesidad de marcar diferencias y de recuperar espacio y personalidad política antes de las elecciones puede, en algún momento, cambiar las circunstancias.

Por otro lado, en Castelldefels, la aritmética electoral hace muy difícil pensar, hoy por hoy, que pueda haber un cambio de dirección. La actual suma PSC (6) + ERC (4) + Movem (3) + Junts x Cast. (1), suman más que PP (8) y Ciudadanos (2). A pesar de una posible ruptura de, por ejemplo Movem Castelldefels, la suma (11) seguiría superando una alternativa de los partidos de la oposición (10). La única y, por ahora parece que impensable opción, sería una marcha de Movem (3) y que Junts x Cast (1) también cambiase de posición y apoyase a una posible coalición con PP (8), Ciudadanos (2) y Junts per Cast.(1), sumando así 11 regidores frente a los 10 de PSC-ERC. De todos modos, lo más probable es que Movem Castelldefels prefiera seguir en el gobierno a pesar de poder significar que pueda seguir desgastándose, pero no perder los cargos y responsabilidades políticas.

El tiempo dirá que sucede en el gobierno municipal de Castelldefels y si se mantendrá, o no, la actual amalgama de partidos gobernantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí