El Ayuntamiento de Castelldefels amenaza con acciones judiciales contra el ACA por los vertidos al mar

Foto:CEPA (archivo)

Las fuertes lluvias de la pasada noche han provocado un nuevo vertido de aguas fecales y pluviales al mar. Se ha vuelto a prohibir el baño en la zona de la Plaza de las Palmeras.

El anuncio de posibles acciones legales, sucede un día antes de la manifestación contra los vertidos de aguas fecales, organizada por la plataforma Salvem l’Olla del Rei de Castelldefels

El Ayuntamiento de Castelldefels ha informado hoy mediante un comunicado, que está estudiando emprender acciones judiciales contra la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) si no adopta mediadas para solucionar los vertidos al mar a corto plazo. El anuncio se produce a escasas horas de una manifestación contra los vertidos, que tendrá lugar mañana 17 delante del Ayuntamiento a partir de las 19h. También ha coincidido con un nuevo episodio de fuertes lluvias nocturnas, que han provocado un nuevo vertido al mar.

El gobierno municipal considera que el municipio no puede esperar a que las infraestructuras previstas para paliar el problema, que no llegarán antes de dos o tres años, estén en marcha. El Ayuntamiento exige una solución a corto plazo para los episodios de vertidos fecales, que mezclados con aguas de lluvia, acaban en el mar. El Ayuntamiento ha informado que está dispuesto a emprender acciones judiciales contra el ACA, que es el organismo que tiene las competencias en materia hidráulica, si en un breve espacio de tiemo, no se dan los pasos determinados encaminados a solucionar esta problemática, que afecta periódicamente tanto a la playa como en el Estany de l’Olla del Rei, cuando hay lluvias.

Las fuertes lluvias de la pasada noche han provocado un nuevo episodio de vertidos al mar. El Ayuntamiento ha activado una vez más, el protocolo de posible alteración de la calidad del agua de baño en la zona de las Palmeras, se ha colocado la bandera roja y se ha señalizado la zona, prohibiendo el baño.

Se da la circunstancia de que Castelldefels es de los pocos municipios que dispone de una red de alcantarillado íntegramente separativa, es decir, las aguas residuales y las aguas pluviales del municipio se recogen y gestionan separadamente a través de la red de saneamiento pluvial y la red de saneamiento residual, respectivamente. Pero el litoral soporta también los aliviaderos de la red de saneamiento urbano de los municipios que tienen red unitaria, que entran en funcionamiento en tiempo de lluvia y cuando hay averías. Cuando esto ocurre, las aguas residuales pueden acabar en los colectores de pluviales y desembocan en el mar o también a la Olla del Rey que actúa como estanque de laminación.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, reconoció recientemente, en una visita a Castelldefels, la necesidad imperiosa de construir la estación de bombeo de aguas pluviales que el Ayuntamiento está reclamando desde hace mucho tiempo. Esta estación permite impulsar la salida de aguas y gestionar el sistema de drenaje facilitando la salida a mar para que el sistema funcione a pleno rendimiento y la afectación de las inundaciones y vertidos sea el menor tiempo posible. Esto permitirá, a la vez, la renovación del agua del Interceptor de pluviales con la entrada natural de agua de freático y minimizar así la afectación a la calidad del agua del lago de la Olla del Rey como estanque de laminación y parte de la estructura pluvial, preservando su evolución natural y el espacio ecosistémico singular. Asimismo, la construcción de esta instalación afectaría positivamente la red de riego del Parque Agrario del Baix Llobregat, ya que ayudaría a bajar el nivel freático y los campos no tendrían tanta aportación de aguas salinas. No se puede esperar a tener la estación de bombeo y el nuevo tubo de impulsión, aunque desde el consistorio celebran esta actitud proactiva del departamento de Territorio y Sostenibilidad. El gobierno municipal de Castelldefels considera que el municipio no puede esperar a que este elemento de la infraestructura hidráulica esté en funcionamiento. Del mismo modo, también se considera que la otra pieza que está sobre la mesa para reducir al máximo estos episodios de vertidos -la construcción de un nuevo tubo de impulsión- es una solución paliativa a largo plazo, ya que no sería una realidad hasta finales del año 2022 o comienzos de 2023.

El Ayuntamiento dice estar a la espera de que la AMB materialice por escrito este compromiso, con la inversión necesaria de 8 millones. La importancia de este elemento viene dada porque conecta con la estación de bombeo principal, que se encuentra al lado de la UPC e impulsa las aguas residuales de Castelldefels, de las Botigues de Sitges y de parte de Gavà Mar, hasta la Estación depuradora de Gavà-Viladecans. Este tramo de tubo está sometido a fuertes presiones y es donde se han registrado más incidencias en los últimos años. La construcción de un nuevo tubo permitiría abordar mejor las averías, ya que el viejo -una vez reconstruido- podría estar en reserva cuando haya una incidencia en el nuevo.

Por todo ello, el consistorio cree necesario poder contar urgentemente con la estación de bombeo de pluviales y el tubo de impulsión. Mientras tanto, el Ayuntamiento de Castelldefels señala que el municipio no puede seguir soportando estos episodios de vertidos que tienen una grave afectación medioambiental. Uno de los objetivos del gobierno municipal ha sido que el uso de la playa, fuente de riqueza del municipio, mantenga un equilibrio entre la actividad económica, el descanso vecinal y su preservación como espacio natural.

Manifestación contra los vertidos de aguas fecales

Mañana viernes 17 a las 19:00h dará inició una manifestación organizada por la Plataforma Salvem L’Olla del Rei, “contra los vertidos de aguas fecales en la Olla del Rei”.

La manifestación dará su inicia a las 19h en la Plaza de la Iglesia y finalizará su recorrido en la Planta Elevadora de aguas residuales de Castelldefels, ubicada en el campus de la UPC del municipio.

La Plataforma ha denunciado los continuos y graves vertidos de aguas residuales en la playa o en la corredora Mestre de Castelldefels, ya que según la entidad se pone en peligro la salud pública, así como la fauna y la flora de los espacios naturales afectados.

La entidad puso en conocimiento del SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) las diversas circunstancias de los vertidos. A través del grupo ecologista CEPA, se procedió a presentar una denuncia a la Fiscalía de Medio Ambiente.

La entidad ha insistido en solicitar a las instituciones pertinentes, que prioricen las inversiones necesarias para que no se vuelvan a producir vertidos de aguas fecales. Consideran necesario que se renueve íntegramente la obsoleta red de colectores que transportan aguas residuales de Castelldefels a la planta depuradora de La Murtra y que se construya la planta de bombeo de aguas pluviales de la corredora Mestre, ya que permitiría facilitar la salida de aguas pluviales al mar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí