Las obras en Castelldefels del nuevo colector que evitará el desbordamiento de aguas residuales al mar, comenzarán a finales de 2021

Foto:LaVanguardia

El Ayuntamiento de Castelldefels celebra la decisión del AMB y la ACA de priorizar la construcción de esta infraestructura capital y necesaria para la ciudad, una demanda repetida del consistorio, al tiempo que recuerda la necesidad fundamental de construir la estación de bombeo de aguas pluviales de la calle Aragón, una pieza imprescindible para minimizar la inundabilidad del municipio y gestionar óptimamente los reboses de aguas al mar y al lago de la Olla del Rey

El Área Metropolitana de Barcelona ha hecho público que el próximo año comenzarán las obras del nuevo colector que sustituirá al actual colector interceptor de Castelldefels, que conduce las aguas residuales del municipio hacia la Estación Depuradora de Aguas residuales (EDAR) de Gavà-Viladecans y que se encuentra estructuralmente dañado como consecuencia de numerosos años de servicio. El objetivo es evitar más roturas, reparaciones de emergencia y el correspondiente impacto ambiental que esto ocasiona como el desbordamiento de aguas residuales en el mar o en la Olla del Rey. Esta situación se produce cuando hay fuertes lluvias que hay que desaguar para que no se produzcan inundaciones en el territorio.

Esta intervención se realizará con la financiación de la Agencia Catalana del Agua (ACA), empresa pública adscrita al Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña. El proyecto prevé una primera fase que consiste en la construcción de este nuevo colector y que tendrá un coste de 5,1 millones de euros. En una segunda fase, a petición del Ayuntamiento, evaluará la rehabilitación del actual colector. El hecho de rehabilitarlo y no retirarlo directamente permitirá hacer uso en caso de incidencia en el nuevo colector evitando así cualquier tipo de rebose o apoyar en el caso de que en un futuro a largo plazo la capacidad de la nueva infraestructura resultara insuficiente. El AMB no descarta su retirada en caso de que la rehabilitación no sea posible. Esta última intervención tendrá un coste de entre 1,9 y 3 millones de euros. El coste total de la ejecución supondrá una inversión superior a los 7 millones por parte del ACA en Castelldefels.

El organismo metropolitano incluyó en el Plan de Reposiciones y Mejoras de la AMB correspondiente al año 2019 la redacción del estudio de alternativas para identificar el mejor trazado del nuevo colector, que fue acordado con la ACA y presentado a los ayuntamientos de Castelldefels y Gavà, y la redacción del correspondiente proyecto constructivo. En junio de 2020 se inició la redacción del proyecto constructivo, el cual se prevé finalizar en diciembre de 2020. Posteriormente, habrá la resolución de impacto ambiental y las diferentes tramitaciones administrativas para llegar a licitar la obra, aproximadamente, el mes de julio del próximo año (2021). Según cálculos de la AMB, la obra se iniciará entre diciembre de 2021 y enero de 2022, y finalizará en diciembre de 2022.

El Ayuntamiento de Castelldefels celebra esta decisión ya que restaba a la espera de que el AMB materializara por escrito este compromiso, con la inversión necesaria. La importancia del nuevo colector viene dada porque conecta con la estación de bombeo principal, que se encuentra al lado de la UPC e impulsa las aguas residuales de Castelldefels, de las Botigues de Sitges y de parte de Gavà Mar hasta la Estación depuradora de Gavà-Viladecans. Es en este tramo de tubo, que está sometido a fuertes presiones, donde se han registrado más incidencias en los últimos años. La construcción de un nuevo tubo permitiría abordar mejor las averías, ya que el viejo -una vez reconstruido- podría estar en reserva cuando haya una incidencia en el nuevo.

Celebramos la decisión de la AMB y la ACA de iniciar las obras del nuevo colector de aguas residuales, durante el próximo año” expresa la alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda. “La reconstrucción de las infraestructuras hidráulicas del municipio es una de nuestras prioridades, así como una reivindicación histórica, que tiene que dar respuesta a las dificultades que se derivan de ciertos episodios climáticos. Seguiremos trabajando con la Generalitat, la ACA y la AMB para sumar esfuerzos y garantizar que avanzamos en la modernización de nuestra red de saneamiento así como con nuevas actuaciones como la construcción de la estación de bombeo de aguas pluviales de la calle Aragó “.

Necesidad fundamental de la estación de bombeo en la calle Aragó

A pesar de mostrar su satisfacción por el anuncio del AMB, el Ayuntamiento recuerda que aún falta una infraestructura básica y esencial para el municipio como es la estación de bombeo en la calle Aragó, una de las piezas fundamentales para completar el mapa de infraestructuras hidráulicas en la ciudad y que ya estaba contemplada en el Plan Director de Aguas Pluviales de 2003 pero que aún no se ha hecho realidad por parte del organismo correspondiente,el ACA.

Esta estación es imprescindible para que el Colector interceptor de las Cuencas Centrales y del Interceptor del Norte puedan funcionar a pleno rendimiento para desaguar rápidamente las calles del municipio en caso de inundaciones. Con la estación de bombeo la red de pluvial, funcionaría a pleno rendimiento de su capacidad y reduciría de manera muy notable la inundabilidad del municipio.

Además permitiría una gestión óptima de todas las infraestructuras pluviales y gestionar los reboses de la estación de la UPC. En el caso de que se produjera algún episodio, la impulsión del agua con esta estación de bombeo permitiría romper el banco de arena, que en ocasiones tapona la salida de aguas en el mar de la zona de la plaza de las Palmeras, y evitar que esta invierta su dirección, vuelva atrás y termine en el estanque de la Olla del Rey.

Fuente:Ayuntamiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí