El Ayuntamiento estudia instalar salas para Velatorios en Can Aymerich, frente a la Escuela Josep Guinovart y el Instituto Valèria Haliné

Diversos vecinos informan de su total disconformidad por la proximidad a centros escolares y a una zona residencial

El Ayuntamiento suspende la licencia de actividades de la zona, para negociar con el propietario la compra de este terreno verde de carácter privado

La instalación de las salas para velatorios de carácter privado, tendría como objetivo sufragar parte de los gastos que supone la compra de los terrenos

Durante el pleno municipal celebrado ayer en Castelldefels, el equipo de gobierno municipal formado por PSC+ERC+JUNTS y una regidora no adscrita, aprobaron el punto 14 del día, referente a la suspensión de licencias de una zona comprendida por un ramal de la Av. 309, Av. 348 y Av. 350 y por los terrenos de la Calle Font, 56 y un fragmento del Camí Fondo situado en Can Ayumerich en el barrio de Montemar de Castelldefels. Por su parte, el PP votó en contra y se abstuvieron Movem y Ciudadanos.

La suspensión de licencias de la zona, permitirá al ayuntamiento negociar con el propietario privado un valor inferior por los terrenos, sin tener que incurrir en una expropiación forzosa, que supondría tener que desembolsar por parte del consistorio, una cantidad que podría superar los 6MEURS. El ayuntamiento se da un plazo máximo de un año para desencallar esta situación.

La parte que causó más controversia en la aprobación de este punto del día, no fue la suspensión de la licencia de actividades en sí misma, más bien fue la propuesta de la construcción de dos salas para velatorios privados, que permitiría poder sufragar, en parte, los gastos de dicha expropiación.

La propuesta habla concretamente, según el regidor Jordi Vendrell (ERC), de la creación de dos salas para velatorios privados en la zona de Can Aymerich. Según el regidor Jesús Romo (PP), su partido votó en contra de la aprobación de este punto “por la instalación de un tanatorio en la zona de Can Aymerich”, además de creer que “este tema está bastante avanzado”. Para el PP de Castelldefels, no se trata de la ubicación más adecuada para esta instalación en esa zona.

Según nos han informado varios vecinos y vecinas de la zona a Castelldefels.news, se trataría de “un tanatorio privado”, y concretamente se situaría “frente a la Escuela Josep Guinovart y el Instituto Valèria Haliné”, situados en el Camí del Fondo,2. La guardería Can Aymerich también está muy cercana, en el Camí del Fondo, 6.

Algunos vecinos y vecinas nos han mostrado su preocupación y disconformidad, ya que consideran que se situaría muy cercano a la zona residencial en la que residen y a dichos centros escolares. También nos han comunicado que “el ayuntamiento no se ha puesto en contacto con nosotros ni se nos ha informado previamente de sus ideas al respecto” a la vez que piden “más transparencia y más comunicación con los ciudadanos” además de exigir “una consulta popular obligatoria, en estos casos”.

El regidor Jordi Vendrell (ERC) aseguró que la instalación de unas salas de velatorio “es legal” y respecto a si es conveniente o no, adujo que “es la dinámica que hemos de discutir durante este año de suspensión de licencias”. También aseguró que “habrá más posibilidades, no sólo de salas de velatorios. Esto es una primera propuesta que ustedes ya tenían (en referencia a Candela López) en su época”. Según el Sr. Vendrell se estudiarán otras propuestas además del velatorio con dos salas (que no tanatorio según el regidor), como “una residencia de tercera edad privada, un centro de coworking, o un centro de idiomas”. El hecho de encontrar una instalación como las salas de velatorio para la zona, según el propio Vendrell se trata “en realidad de compensar la expropiación a la que ha instado la propiedad de la zona verde”, dicho de otro modo, el gobierno local busca fuentes de financiación para el pago de la expropiación de estos terrenos privados. El regidor aseguró que en las próximas semanas ha instado a varios grupos de vecinos para verse y hablar de la situación y de la propuesta.

Para la regidora Candela López (MOVEM), consideró adecuado el planteamiento de querer evitarse una expropiación forzosa y poder negociar así con el propietario para no incurrir en un gasto elevado, además de considerar interesante que se pueda ganar espacios verdes para los vecinos. Sin embargo, desde su formación, planteó la posibilidad de poder aplazar la decisión de la aprobación del punto un mes, con la finalidad de poder hablar previamente con los vecinos y vecinas de la zona. No hay que olvidar que la Sra. Candela López (exregidora de Urbanismo) y el Sr. Morera (exregidor de Planeamiento) formaban parte del equipo de Gobierno, cuando incluyeron la posibilidad de instalar un velatorio, aunque aseguran que entonces ya “se hicieron unas cuantas preguntas sobre el proyecto que les quedaron sin responder ”, y que ahora (por ayer) se las trasladaban al Sr. Vendrell, en las que cuestionaron la idoneidad de la instalación de un velatorio. También informó que el estudio preliminar que hicieron la Sr. López y el Sr. Morera ya contaba con más de 30 alegaciones presentadas por los vecinos y vecinas de la zona, referentes a dicha instalación en una zona residencial y en torno a centros escolares.

La regidora Cristina Coronas (Cs), informó que su partido se abstuvo en la votación, “para no bloquear la situación”, e instó al ayuntamiento a buscar un equipamiento que no suponga una molestia para los vecinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí