Cae una banda tras un fallido atraco en Castelldefels

Foto: Imagen de tres de los cinco detenidos (ACN).

La banda atracaba ancianos de más de 65 años, a los que les robaban relojes y joyas

El último intento de atraco fue el 25 de agosto en Castelldefels, en el que abordaron a un anciano con la intención para robarle el anillo y el reloj

Tras parar en verano, el clan se reactivó en noviembre con otros tres robos violentos en Castelldefels, Sant Quirze del Vallès y Calonge

Los Mossos d’Esquadra han detenido a una banda compuesta por cinco miembros de un clan familiar que ya han ingresado en prisión por orden judicial, acusados de cometer diez robos con violencia de relojes de alta gama, algunos de coleccionistas y joyas de oro, valorados en más de 87.000 euros, a ancianos de entre 65 y 90 años. Según ha informado este martes la policía catalana, los detenidos, dos hombres y tres mujeres de entre 18 y 21 años, se desplazaban en vehículo para cometer los robos, principalmente en las zonas de la costa catalana, y asaltaban con fuerza a las víctimas tras abordarlas para pedirles una dirección.

Los supuestos ladrones fueron detenidos el pasado 25 de noviembre, tras un fallido atraco en Castelldefels, y ya han ingresado en prisión preventiva por orden de la titular del juzgado de instrucción número 8 de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), acusados de diez delitos de robo con violencia, seis delitos de lesiones, un hurto y pertenencia a grupo criminal.

Según los investigadores, los detenidos perpetraron siete robos entre junio y agosto pasado, siempre actuando de la misma forma, ya que asaltaban a ancianos de entre 65 y 90 años en la calle, para sustraerles relojes de gama alta y joyas de oro. Estos primeros siete atracos los cometieron en poblaciones del litoral catalán como Sitges, Malgrat de Mar, Calonge y Sant Andreu de Llavaneres, además de en Sant Cugat del Vallès.

Los investigadores detectaron que los ladrones utilizaban un patrón parecido, ya que uno de ellos se acercaba a la víctima a pie o en vehículo, le pedía una dirección o la ubicación de algún establecimiento y la atacaba con violencia para sustraerle el reloj o las joyas. Según los investigadores, en la mayoría de los casos eran las mujeres del grupo las que atacaban a las víctimas, aunque si no lograban arrebatarles las joyas salía el hombre del vehículo y las ayudaba y, una vez consumado, huían del lugar lo más rápido posible con el mismo vehículo con el que habían llegado.

De hecho, los vehículos que utilizaban iban a nombre de testaferros, que al igual que los detenidos también eran de nacionalidad rumana, según han detallado los Mossos. Sin embargo los vehículos que empleaban para los atracos los vendían rápidamente tras los asaltos para que no se les vinculara a ellos.

Según los Mossos, el grupo familiar reemprendió la actividad delictiva en noviembre pasado, ya que tras un parón a finales de verano se reactivaron con otros tres robos violentos en Castelldefels, Sant Quirze del Vallès y Calonge.

Intento fallido de atraco en Castelldefels

Fue en Castelldefels cuando el pasado 25 de noviembre tres de los investigados abordaron a un anciano para sacarle el anillo y el reloj, sin poderlo lograr y, poco después, los Mossos les pudieron interceptar y detener en Barcelona.

Tras estas tres detenciones, los Mossos practicaron dos entradas y registros en los domicilios de otros dos sospechosos, que también fueron detenidos, tras localizar en los pisos varias de las joyas sustraídas, dinero y ropa como la que llevaban cuando perpetraron alguno de sus robos, que fue grabado para cámaras de seguridad. Además, los Mossos también han intervenido a los cinco detenidos cuatro vehículos con los que actuaban.

Fuente:Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí