La reunión con el conseller Bargalló solo consigue rebajar en un alumno la ratio en las aulas de P3 de Castelldefels

Foto: La alcaldesa María Miranda y el conseller Josep Bargalló en la sala de plenos el pasado viernes (@educaciocat)

El consistorio solicitó una reunión urgente con el conseller para proponerle la rebaja de la ratio de 25 a 22 alumnos por aula en P3

El Ayuntamiento de Castelldefels rechazó la propuesta de los Servicios Territoriales de Educación del Baix Llobregat, de mantener 25 alumnos por aula para el curso 2021-2022, por lo que invitó al conseller Josep Bargalló a mantener una reunión urgente para que reevaluase la decisión y realizarle la propuesta del municipio.

La reunión entre la alcaldesa, María Miranda, el primer teniente alcalde Jordi Maresma y el conseller Bargalló sirvió para trasladar la propuesta del Ayuntamiento que tenía por objetivo primordial bajar la ratio de alumnos por aula, hasta alcanzar los 22 niños/as en cada clase. Por parte del conseller Bargalló, se consiguió el compromiso que, a pesar del descenso de alumnos, no se cerraría ningún grupo de P3 de las líneas existentes y se comprometió en estudiar la reducción de la ratio que pedía el Ayuntamiento.

El conseller se ha estudiado la petición municipal de bajar a 22 alumnos por clase, y ha hecho público que únicamente dejará rebajar la ratio de 25 a 24 alumnos (1 alumnos) las clases de P3 en Castelldefels, es decir, se ha conseguido únicamente una tercera parte de lo demandado en la reunión por los representantes municipales.

A pesar de conseguir únicamente una tercera parte los objetivos de la reunión, la alcaldesa considera la reducción de un alumnos por clase como “una buena noticia”, aunque sigue por encima de los 22 que habían propuesto y comunica que “insistiremos en una nueva reducción adaptada a las necesidades de nuestro municipio”. La alcaldesa también confía en que “no se cerrará ningún grupo de P3, ni ninguna de las líneas existentes” tal y como se comprometió el conseller.

Por su parte, el primer teniente de alcaldía y concejal de Educación, Jordi Maresma,  perteneciente al mismo partido político del conseller (ERC), valora la decisión tomada “como positiva”, pero también informa que “seguiremos insistiendo para ampliar esta medida”.  

En la reunión también se adquirió el compromiso de crear una Oficina Municipal de Escolarización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí