Cae en Castelldefels una banda que traficaba con personas que explotaban en servicio doméstico

Imagen: Policía Nacional

También han decomisado 23 piezas de animales de caza mayor disecadas como un león, un oso, patas de elefante y un rinoceronte, entre otros.

La Policía Nacional ha desarticulado en Castelldefels una banda de traficantes de personas cuyos cabecillas que sentían pasión los animales disecados, de manera que escondían en una nave ejemplares como un león y un oso de grandes dimensiones.

Según informó este jueves la Policía, como integrantes de este grupo delictivo han sido detenidas ocho personas, que se dedicaban a captar en Colombia a inmigrantes para explotarlos luego en España en el servicio doméstico.

En el registro de una nave vinculada al máximo responsable de la trama se encontraron 23 piezas de animales de caza mayor disecadas, entre las que había un león y un oso de grandes dimensiones, así como patas de elefante que eran parte de sillas y taburetes. En el mismo lugar fueron localizados cinco vehículos de alta gama, cuatro de ellos considerados de lujo.

En la operación se han realizado cuatro entradas y registros en los que, además de los animales disecados, se intervinieron más de 65.000 euros en efectivo, joyas de alto valor económico, once relojes de alta gama valorados en 700.000 euros. También se ha procedido al bloqueo de numerosas cuentas bancarias y activos patrimoniales por valor de varios millones de euros.

CUENTAS EN SUIZA

La investigación comenzó en mayo del pasado año, cuando se tuvo noticia de que los arrestados captaban a personas en Colombia para venir a España mediante engaño, ya que les ofrecían un trabajo y una vida mejor en la capital catalana. Sin embargo, una vez en territorio español las víctimas eran explotadas en el servicio doméstico.

Al mismo, los responsables de la banda residían en una casa de lujo situada en una exclusiva urbanización de Castelldefels y disponían de numerosos vehículos, todos ellos de alta gama, alguno de ellos valorado en casi 300.000 euros.

Los implicados utilizaban empresas pantalla sin actividad real con las que compraban solares que, posteriormente, vendían a un precio mucho mayor. Estas adquisiciones se realizaban a través de empresas con domicilio social en paraísos fiscales como Panamá y a través de cuentas bancarias radicadas en Suiza, lo que indicaría actividades relacionadas con el blanqueo de dinero.

Fuente:Agencias/Imágenes Policía Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí